Peregrinos

Todos los años en el mes de octubre , la ciudad de Ayabaca (Piura- Perú), celebra la festividad del Señor Cautivo de Ayabaca. Una fiesta religiosa que puede llegar a congregar hasta 70 mil creyentes que llegarán desde  todas partes del para venerar al patrón del pueblo, hasta ahora el más pobre del país. Según su procedencia, han caminado entre cinco días y tres meses para llegar a la Iglesia Nuestra Señora del Pilar –ubicada a casi 2.800 metros de altitud–, donde se conserva la venerada imagen. Las plantas de los pies de la mayoría de los caminantes sangran al arribar a Ayabaca. Han soportado hambre y frío, pero su fervor puede más. Niños, adultos y ancianos ingresan en la ciudad de rodillas, arrastrándose o cargando una pesada cruz de madera, en señal de penitencia o de agradecimiento por un milagro concedido. Los sacerdotes lo llaman religiosidad popular. Para los peregrinos, es cuestión de fe.

 2015-“Peregrinos” en el VIII concurso nacional de fotografía Eugene Courret, organizado por la Alianza Francesa y el Centro de la Imagen

Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(1
Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(1

Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(1
Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(1

Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(9
Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(9

Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(1
Peregrinos,fe+y+devoción+por+Liz+Tasa+(1

1/13